Modelo de consultoría de diagnóstico para la mejora continua

El modelo que aplicamos, establece una metodología que sirve de referencia para acometer de forma sistemática los diferentes servicios consultivos demandados por los clientes logrando un mayor desempeño y altos niveles de competitividad.

Se basa en el ciclo de Deming (Planificar, Hacer, Verificar y Actuar). El modelo requiere de la observancia permanente del entorno en que se mueven las empresas, cambios que se analizan en el marco del desarrollo de la etapa de exploración, adaptándose a las necesidades de cada empresa.

Cuenta con cuatro variables de entrada:

  1. modelo de consultoría
  2. procedimiento general diseñado para su implementación
  3. procedimientos específicos propuestos y las herramientas de apoyo
  4. aplicación de las propuestas.

 Así mismo se compone de dos variables de salida:

  1. generación de servicios de mayor calidad.
  2. mejora en la gestión de las empresas objeto de consultoría.

servicios de consultoria

Tiene como objetivo instruir a los miembros de la organización, adaptándose a cualquier tipo de empresa, determinando la mejora continua y la satisfacción del cliente, siendo participativo. Para su despliegue se diseñan cinco etapas, a saber:

Fase I. Concertación del servicio: Se analizan las posibilidades reales de acometer el encargo.

Aquí se conoce en detalle el problema a resolver, el alcance de la consultoría, el tiempo aproximado de duración, los consultores que formaran parte del equipo, así como los miembros de la empresa que se considere.

 Fase II. Exploración: En esta fase se lleva a cabo el diagnóstico de la entidad con el objetivo de conocer su funcionamiento y el estado de sus procesos.

Fase III. Planificación: En esta fase se confecciona el plan de trabajo general, que se ajusta al tipo de servicio que requiere el cliente, adaptado al tipo de organización.

Así que de acuerdo con las necesidades manifiestas del cliente se programan las distintas acciones de capacitación, buscando que el cliente aprenda junto con el consultor.

Fase IV. Ejecución: En el proceso de ejecución se elaboran los papeles de trabajo necesarios para dar solución al problema, donde quedan consignados la evidencia y resultados de los muestreos realizados, aquí se aplican técnicas de observación, revisión documental, entrevistas, análisis grupales, encuestas, cuestionarios, matrices, mapas, flujos de procesos, se aplican técnicas estadísticas, de calidad, herramientas informáticas y de apoyo a la gestión empresarial y se presentan diferentes propuestas de solución para que sean analizadas y evaluadas por dirección de la empresa.

Finalizado el servicio de consultoría, se elabora un informe previo con los resultados obtenidos, el cual se discute y analiza con el cliente.

 Fase V. Informe final: En el que se plasman los resultados obtenidos y se determina la solución. Así mismo se recoge la opinión del cliente junto con una encuesta que sirve para conocer la calidad del servicio ofrecido.

Reserva tu sesión


Abrir chat