¿Qué es un concurso de acreedores?


Según la Ley Concursal 22/2003 del 9 de julio del 2003, sólo pueden someterse a un concurso de acreedores aquellas empresas que “no puedan cumplir regularmente sus obligaciones exigibles”. Por lo tanto, un concurso de acreedores es una vía que puede elegir cualquier empresa cuando tiene que solucionar una mala situación económica de crisis. Hoy en el blog de Easy Asesores, tu asesoría en el barrio de Salamanca, queremos explicar qué es un concurso de acreedores y cuáles son sus fases.

¿Quién puede recurrir a un concurso de acreedores?


Cualquier empresa puede recurrir a esta herramienta si puede demostrar que carece de liquidez suficiente para cumplir con sus obligaciones económicas. Entiéndase como obligaciones económicas el pago de impuestos, salarios y de facturas a proveedores. Gracias a esta ley, muchas empresas han podido cobrar deudas contraídas durante los tiempos de crisis. En caso de que una empresa se declare en concurso de acreedores, el juez que interviene aplicará una solución lo más rápida posible nombrando un administrador para negociar con los acreedores y ver cómo afrontar las deudas existentes.

Las fases de un concurso de acreedores


En el proceso concursal se diferencian varias fases: fase común, fase de convenio, fase de liquidación, rendición de cuentas y conclusión.

1.- Fase común

Momento en el cual se declara el concurso de acreedores. El juez nombra un administrador para que se encargue de gestionar la empresa y sus deudas. Este administrador será el encargado de negociar con los bancos y regular los intereses de la empresa y los acreedores.

2.- Fase de convenio

En esta segunda fase, los concursados llegan a un acuerdo con los acreedores. Para que ello sea posible, en Easy Consultores te recordamos que la empresa debe mostrar que es viable acarrear con las deudas. Si no se alcanza un acuerdo con los acreedores, se pondrán en venta los activos de la empresa que entró en concurso de acreedores para que sean distribuidos entre los acreedores y así poder cumplir con la deuda.


3.- Rendición de cuentas

En la fase de rendición de cuentas, el administrador concursal se encarga de preparar una memoria con todas las acciones tomadas desde su llegada.

4.- Conclusión

En la última fase del concurso de acreedores, la empresa está obligada a cumplir con el convenio y realizar la liquidación. Si no existen bienes que se puedan vender para hacer frente a las deudas, el concurso quedará también concluído.

¿Qué es un concurso de acreedores?