La cuenta de resultados en caso de pérdidas


No solo ocupamos un lugar destacado en nuestro sector por lo asequible de nuestras tarifas como asesoría contable, sino también por ser capaces de asumir un amplio abanico de tareas. Entre ellas, la elaboración de las cuentas de resultados de las empresas que depositan su confianza en nosotros. En este post vemos qué pasa en caso de pérdidas.


En una empresa, al realizar las operaciones de cierre del ejercicio económico y proceder a la regularización contable, comparando gastos e ingresos, se obtiene por diferencia la cuenta de resultados del ejercicio. Pueden darse dos situaciones:


1. Tener un saldo acreedor y, en consecuencia, un beneficio.

2. Tener un saldo deudor y, por lo tanto, una pérdida.


En ambos casos, el saldo de la cuenta de resultados que vemos en el libro diario se tiene que cerrar anotando en la columna contraria a su signo y reflejando su saldo en el balance de la sociedad, debajo de la cifra de capital formando parte del neto. Se suma en caso de ser positivo (beneficio) y se resta si es negativo (pérdida).


En caso de beneficio, hay que hacer una propuesta de aplicación que debe ser aprobada por la junta general de
la empresa en cuestión dentro de los seis primeros meses del ejercicio siguiente, a la par de las cuentas anuales. Dicho de otro modo, el beneficio del año que se cierra no se distribuye hasta el siguiente.


Sin embargo, en caso de pérdidas, lo primero será cambiar de cuenta contable. La pérdida irá al balance, concretamente se consignará debajo del capital con signo negativo.


En Easy Consultores te recordamos que el hecho de tener un resultado negativo no implica tener que compensarlo obligatoriamente. De hecho, puede haber una sociedad en la que, en el patrimonio neto, aparezca algún resultado negativo de ejercicios anteriores sin que afecte a la valoración patrimonial.


Sin embargo, según leemos en el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital referido a la distribución de beneficios, “si existieran pérdidas de ejercicios anteriores que hicieran que el valor del patrimonio neto fuera inferior a la cifra del capital social el beneficio se destinará a la compensación de pérdidas”.

La cuenta de resultados en caso de pérdidas